29 Marzo 2022

Curso de Aguas de la Cueva de Valporquero

Curso de Aguas de la Cueva de Valporquero

Curso de Aguas de la Cueva de Valporquero

29 Marzo 2022

CURSO DE AGUAS DE VALPORQUERO

Partiendo de la zona de Gran Vía, aún en la parte turística, una vez sobrepasado el profundo hundimiento que el camino salva colgado de la pared, llegamos a una bifurcación donde el camino turístico comienza a ascender hacia la zona de Columna Solitaria y una desviación que desciende hacia una depresión. Tomamos esta desviación para alcanzar el curso de aguas de Valporquero. En el fondo de la depresión, el camino se introduce en una boca de pequeñas dimensiones bordeando una colada y pronto se termina.

Nos encontramos en una galería descendente de suelo arenoso, de unos 7 metros de anchura y de 3 a 5 metros de altura. Hacia el final de la galería el techo desciende bruscamente, dejando una pequeña gatera de comunicación que una vez sobrepasada, se abre ampliamente, siendo necesario descender un pequeño escarpe de unos 4 metros, el descenso se realiza fácilmente destrepando entre bloques. Y es aquí donde empezamos nuestra actividad de espeleobarranquismo en la cueva de Valporquero.

DESCENSO

La galería en que nos encontramos es de amplias dimensiones y el suelo fuertemente descendente se encuentra formado por grandes bloques desprendidos, formando realmente un falso suelo por debajo del cual corre el rio subterráneo, al que puede descenderse por varios pasos que se abren entre los bloques.

Avanzamos por entre este caos de bloques en medio del ruido ensordecedor del agua que ya se adivina hacia el fondo de la galería hasta llegar a un escarpe vertical de 6 metros que sin embargo no es necesario descender.  Retrocedemos ligeramente y acercándonos a la pared izquierda descubrimos un estrecho paso entre dos bloques por el que fácilmente descendemos hasta la parte baja de la galería, alcanzando ya el nivel del curso de agua.

Un oscuro pasillo de paredes verticales y cuyo techo apenas si divisamos a la luz del led se nos ofrece enfrente, pero antes de seguir este evidente camino aguas abajo, podemos efectuar un pequeño paseo remontando el curso de aguas.

Al terminar por este lado todas las posibles continuaciones, excepto buceando, no queda otro remedio que retroceder lo andado y regresar hacia el punto de partida de esta galería para continuar con la travesía del curso de aguas de Valporquero rio abajo.

TRAVESÍA

De nuevo en la sala de los bloques nos adentramos por este pasillo de siete metros de anchura, sorteando bloques, pequeñas cascadas y pasando cortos remansos. Bruscamente el pasillo se estrecha dejando un corredor de dos metros de ancho, el techo se eleva hasta alcanzar las simas de Columna Solitaria que se abren 65 metros más arriba poniéndose de este modo en comunicación los dos niveles de galerías.

EL DESFIBRILADOR

El primer lago está cerca, tiene una longitud de 7 metros y su anchura que inicialmente es de un metro se abre hacia el final. Este pequeño corredor de agua se conoce como el Desfibrilador, y es el punto de no retorno cuando el río está en carga una vez lo has superado sin dejar montada ninguna cuerda.

Casi inmediatamente aparecen dos nuevos lagos separados por una pequeña cascada, que se pueden superar fácilmente, para ello nos dirigimos hacia la pared de nuestra derecha y subimos a una repisa relativamente ancha sobre el primer lago, que descendemos nuevamente por una resbaladiza colada hasta situarnos al borde del agua entre los dos lagos, y por medio de una cornisa sumergida y buenos agarres en la pared se cruza este otro lago hasta la orilla opuesta.

Desde este punto podemos avanzar cómodamente por la galería durante un largo trecho sin que el agua vuelva a remansarse, toda la galería sigue sensiblemente igual a un cañón subterráneo de paredes retorcidas que se elevan de 40 a 60 metros sobre nuestras cabezas. La anchura oscila entre 1 y 3 metros.

EL SIFÓN

Se continua el avance por la galería después de haber pasado bajo la sala de Grandes Maravillas de la parte turística, hasta que llegamos a unos bloques que obstruyen el paso: Sifón. Se pudede atravesar sin dificultad por debajo o atravesarlo por encima y volver a descenderlo por el lado opuesto.

Encontramos un nuevo lago, el más largo de toda la travesía del curso de aguas de Valporquero con una longitud de 26 metros. Nada más atravesar este lago nos encontramos con una gran afluencia de agua que parece una ducha gigantesca sobre nuestras cabezas. Es el agua que cae de la sima de las Perlas y que desde este lugar se eleva 138 metros hasta alcanzar la superficie cerca de la Atalaya.

SALA DE LA PRENSA

Continuamos por repisas hasta que nos aparece un nuevo lago. Tras superarlo nos encontramos con un pórtico bellamente decorado por estalactitas, que, a modo de rejas, parecen cerrar una lóbrega fortaleza. Detrás se abre una sala magníficamente decorada por unos gours y una colada de color blanco, que, a modo de mesa, se sitúa en el centro de la sala, rodeada de hermosos gours. Esta es la Sala de la Prensa, aproximadamente punto central de la travesía y en donde las galerías que hasta ahora no pasaban de ser un estrecho corredor, comienzan a tener unas amplias dimensiones. Las paredes de esta sala, lisas y verticales, se elevan paralelas hacia lo alto.

La galería se abre en una nueva sala, el rumor del agua se hace más fuerte y la hasta ahora tranquila corriente adquiere más velocidad al precipitarse por un cambio brusco de pendiente. El agua corre ahora más tumultuosa formando unos rápidos con innumerables pequeñas cascadas interrumpidas por marmitas. En su descenso el rio pasa por debajo de un gran arco de piedra, mientras que por encima las paredes se elevan hacia lo alto hasta perderse en la oscuridad.

"CCC"

Nos encontramos en los primeros y sencillos rápeles del "CCC" (nombre puesto así por los guías de las empresas de turismo activo que realizan el espeleobarranquismo en dicho curso de aguas de Valporquero), ya que con ellos inician a sus clientes para afrontar el resto de rápeles de la travesía de Valporquero.

El descenso de los rápidos se realiza aproximándose a la pared de la derecha y saltando los sucesivos escalones tallados por el agua, que normalmente no llega a esta zona. Aquí nos encontramos con el Gran Salto de 5 metros de altura, pudiendo destreparlo por su margen derecha.

Mientras a nuestra izquierda, el agua se remansa en las marmitas que tapizan la mayor parte del suelo de la sala a la que llegamos tras unos metros de recorrido y que es la más grande del curso de aguas de Valporquero. Se la denominó Sala Peñalva en honor de los primeros exploradores.

GRAN CASCADA

Recorremos la sala, siguiendo pegados a la pared de la derecha y el ruido sordo que nos acompaña va subiendo de intensidad hasta percibirse claramente el sonido de la masa de agua que se precipita en cascada. Nos encontramos en lo alto de la Gran Cascada, que con una altura de 17 metros la convierten en la mayor de la travesía interior. Podemos descender por aquí, efectuando un rappel, o por el Paso de los Ingleses.

A éste último se accede bordeando un gran bloque que se encuentra al mismo borde de la caída y comenzando a ascender por una fuerte rampa de tierra y piedras sueltas. Al llegar a lo alto se observa hacia el otro lado un hundimiento junto a una gruesa formación de pequeña altura, es el  Paso de los Ingleses. El descenso se efectúa por una especie de tubo de fuerte pendiente y con el suelo cubierto de una costra estalactítica desembocando en la base misma de la Gran Cascada. Se puede bajar sin grandes dificultades y sin ayuda de cuerda.

Desde la sala en que ahora nos encontramos, Sala de la Gran Cascada, podemos contemplar como el agua se despeña desde lo alto y cae sobre un lago de gran profundidad.

CASCADA DEL CABLE

Continuando nos encontramos con la cascada del cable o cascada la Dificultad, que ocupa todo el ancho de la galería y desde una altura de 5 metros se precipita sobre un lago. El camino más evidente pasa por una repisa, apenas más ancha que el pie, que salva la cascada desde lo alto y por su lado derecho. Esta cornisa dispone de un cable de acero que nos servirá para asegurarnos en el paso. Cruzamos por la repisa hasta situarnos enfrente para a continuación descender en rápel de nuevo hasta el suelo. Descendemos y atravesamos el lago que tenemos a continuación.

Otro corto recorrido y un nuevo lago que se salva ascendiendo por la pared derecha, por una rampa estrecha. Una vez que se sobrepasa el lago llegamos a la cascada la Fácil, descendiendo unos 3 metros en rappel.

ÚLTIMA PARTE

Nos encontramos ya en la última parte de la travesía, discurrimos por un gran cañón subterráneo cuya anchura es de unos 3 metros. Las paredes se elevan lisas y verticales hacia lo alto, mientras que, en el fondo, el agua llena toda la galería y transcurre por una sucesión de pequeñas cascadas y rápidos, denominada la Galería del Tobogán o paso de La Muerte. Solo nos resta pasar la cascada del embalse mediante un rappel por un lateral de 3 metros de descenso.

Nos quedan por pasar los últimos rápidos y toboganes. Una vez sobrepasado, la galería comienza a abrirse hasta desembocar en la Sala de las Perlas. Se trata de una gran sala cuyo suelo aparece cubierto de pequeños cantos y el rio discurre por el lateral izquierdo, las paredes ascienden lisas y ligeramente inclinadas, el techo simétricamente curvado respecto a un eje perpendicular a la dirección general de la galería. En la pared de la derecha una colada desciende desde el techo en medio de un fuerte goteo de agua.

Si seguimos el curso de aguas de Valporquero nos encontramos con que pronto se sifona y parece cortarnos todas las posibilidades de progresión. Sin embargo, en la pared se descubre una ventana de reducidas dimensiones, de la que hoy en día cuelga una escala.

LA "M"

Hemos llegado a la "M", donde nos esperan los últimos esfuerzos. Una vez subimos por la escala, de unos 5 metros de altura, nos adentramos en un tubo ligeramente ascendente y de reducidas dimensiones. Una fuerte y fría corriente de aire provocada por la diferencia de presión entre la Covona y Valporquero nos da en la cara o en los riñones. Descendemos en rappel un tubo vertical donde un charco de agua nos espera, le atravesamos de rodillas, ascendemos de nuevo por la otra rama del sifón de la que cuelga otra escala. Descendemos la rama final del sifón mediante otro rappel y al fin la luz del sol nos saluda, estamos en la Covona.

Enfrente tenemos la gran boca de entrada, por donde la luz penetra después de atravesar el filtro verde de hayas que semiocultan la entrada. De nuevo el rio que surge y nos acompaña hasta la salida y ya estamos en el barranco verde de la Folfoguera. El río corre pendiente abajo en 2 rápeles espectaculares, ya fuera de la cueva, hasta engrosar el caudal del Torio. Atravesando el río (en época de crecidas hay un cable de hacero para atravesarlo en tirolina) llegamos hasta la carretera en plenas Hoces de Vegacervera.

ESPELEOBARRANQUISMO VALPORQUERO

Hoy en día existen varias empresas de Turismo Activo que ofrecen la travesía del Curso de Aguas de Valporquero, denominándolo Espeleobarranquismo Valporquero.

En Pormaventura te proponemos dicha actividad con todo lujo de detalles, para que tengas una experiencia inolvidable:

 


© Pormaventura. Todos los derechos reservados.
Web desarrollada por Visuair

Optimización SEO y posicionamiento web: