10 Marzo 2022

Expedición Guadiana 2022

Expedición Guadiana 2022

Después de un intenso invierno entre esquís y raquetas de nieve, y con el buen sabor de boca de la anterior expedición a Perú, ya toca cambiar de aires, y la Expedición Guadiana 2022 tienta bastante.

La propuesta no tarda en acaparar atenciones y el resultado final es la participación de 10 adept@s. No es para menos, pues remar 75 km de río Guadiana hasta su desembocadura, y continuar 50 km por la costa portuguesa hasta Faro, montando los camps en sus playas idílicas (separadas de la civilización por su canal interno), es una propuesta muy atractiva.

Las fechas elegidas son los carnavales, pues algunos tienen festivo, y el contraste del clima frío y seco del norte interior, con el cálido y húmedo del sur, apetece probarlo.

La embarcación elegida para este viaje es el kayak de travesía, pues el río no presenta apenas rápidos y hay gran capacidad de almacenaje en ellos. También se baraja la posibilidad de una balsa de rafting con el frame y los oars para cargar todo el material, pero en esta ocasión no es viable debido al poco movimiento del río y el trayecto de mar abierto.
Canais do Guadiana – Basecamp

Canais do Guadiana es el lugar elegido para el embarque. Para campamento y embarque es perfecto, sin embargo, llegar hasta allí no es fácil: carreteras secundarias de la Portugal más profunda y al menos una docena de kms por caminos. Llegada de noche y mucho que preparar.

Madrugón, preparativos y logística de coches, que lleva alrededor de 4 horas. 1 coche se queda en la desembocadura del Guadiana por prudencia (menos mal) y los otros en Faro. En esta espera en el camp, se aprovecha a organizar y recoger todo, así como a pescar algunos Black-Bass. Finalmente se embarca pasadas las 3 de la tarde y se pone rumbo a destino.

Se rema durante aproximadamente 4 horas, a buen ritmo y atravesando nada más que un paso de aguas rápidas. También se atraviesa Mértola, bonita villa con toque islámico y su castillo elevado en lo más alto. Aún así se recorren unos 22 km de los 35 previstos, debido al retraso de la complicada logística. Tras remar sin descanso y con la caída de 4 gotas de lluvia, cae la noche y hay que buscar campamento a toda prisa.
CAMP 1

Tras varias tentativas, se encuentra el lugar mas propicio, en un paisaje semidesértico con cactus y arboleda baja. La peor parte se la lleva el traslado de los barcos, pues primero hay que atravesar varios metros de barro, y luego subirlos a zona segura a unos 2-3 metros de desnivel, para lo que formamos una cadena.

Después de montar tiendas y el Gran Hotel Azul donde cocinar y comer tod@s (lona tensada con vientos), se enciende el cálido fuego, aquel que alimenta esperanzas y sueños, y que da una pincelada de HOGAR en aquellos camps precarios. Pero no solo de fuego vive el hombre, y las exquisitas manos culinarias de algun@s integrantes del grupo deleitan con su buen hacer.

A la mañana siguiente, después de desayunar y recoger el campamento, se prosigue la marcha por el río. Pronto se observa que algo no va bien, a más de 50 kms de la desembocadura, la marea entrante está frenando la marcha. No se contaba con ello. Tras una breve parada y un piscolabis, se continua hasta Alcoutim (Portugal) en frente de Sanlúcar de Guadiana (España), fomosas y bellas villas ribereñas del Guadiana, donde se para a tomar cerveza en su zona turística.

Se prosigue la marcha para buscar un lugar más adecuado que la noche anterior, esta vez más relajados y con más horas de luz por delante. No obstante aún quedan más de 20 km para la desembocadura, cuando ya se contaba estar en ella. Era obvio el efecto de la marea
Camp 2

Esta vez sí, el camp es un cómodo prado donde apenas hay que portear los kayaks y donde se puede distribuir mejor la fauna salvaje de roncadores. Entorno verde, tranquilo y desconocido, por suerte. De nuevo Gran Hotel Azul, cena y hoguera, que esta vez, aparte de su magia, transmite su calor y vitalidad, pues se nota más frío que las anteriores noches, acurrucándose pronto en los sacos.

Por la mañana, tras el largo proceso de desayuno, recogida y estibaje, se pone rumbo a destino. Tras una hora de intensa lucha por avanzar apenas 3 kms, se decide esperar en el embarcadero de Foz de Odeleite a que la marea cambie. Ya se ven embarcaciones fondeadas alrededor: veleros, catamaranes… así como las balizas de navegación.

Cerca de las 3 de la tarde la marea empieza a cambiar de sentido y se prosigue la marcha, permitiendo navegar los poco más de los 20 kms restantes en apenas 3 horas. Se atraviesa el famoso Puente Internacional del Guadiana en Ayamonte y se desembarca en algún lugar desconocido de Isla Canela, en la desembocadura del Guadiana.
Camp 3

La Expedición Guadiana 2022 sabe que no va a llegar hasta Faro, que era el primer objetivo, por lo que se divide el grupo. Unos organizan el camp (cena y tiendas) pero sin montar lona ni hoguera, y otros van a recuperar coches a Faro con el que quedó en la desembocadura. Se decide dejarlos en Tavira (unos 12 kms), pues solo queda un día de navegación con viaje de vuelta incluido y alargar la travesía por mar es arriesgado. El equipo logístico de coches llega de noche remando a la orilla donde está organizado el camp, apartado de la cercana civilización.

Al día siguiente se madruga, se desayuna ligero, se recoge y se estiba en tiempo récord, saliendo a mar abierto antes de las 10 de la mañana. Hay mar de fondo y unas olas grandes pero suaves tambolean los kayaks.

Cumplimos y en apenas 2 horas estamos en Tavira, pero la sorpresa llega cuando la entrada al canal interno donde desembarcar con seguridad está tapado por la erosión y por no coincidir con la pleamar. Delante se forma una barrera de arena contra la que golpean con furia olas de entre 1 y 2 metros, haciendo inviable el desembarque con kayaks cargados de peso, que son un peligro potencial para lastimar a alguien en caso de vuelco cerca de la orilla.

El resultado es continuar otros 12 km hasta llegar a otra entrada al canal, esta vez no cerrada. Aquí varios vuelven por el canal interno hasta los coches y el resto espera. Lo que estaba previsto terminar sobre las 14:00 se convirtió en las 20:00, por lo que la aventura está servida en vandeja.
Guadiana, el gran desconocido de Europa.

En la Expedición Guadiana 2022, se llega a la conclusión de tener un río potencialemente navegable, con un entorno privilegiado, lleno de rutas, villas históricas, contraste de relieves, de rocas, de vegetación, de tranquilidad, de magia… en definitiva un tesoro desconocido por la gran mayoría.


© Pormaventura. Todos los derechos reservados.
Web desarrollada por Visuair

Optimización SEO y posicionamiento web:

Creo tu página web en León · Diseño web en Boñar