Barranquismo

En los últimos años el Descenso de Cañones o Barranquismo está siendo un deporte cada vez más popular, tal vez se deba por los inhóspitos parajes que recorre el barranquista en su viaje, o por el afán hacia la aventura y lo atrevido. En cualquier caso, el barranquismo es una de las prácticas en el medio natural que más demanda ofrece turísticamente.

Acercarte a un medio desconocido, incluso a veces hostil y proporcionarte una experiencia única, siempre respetando todas las medidas de seguridad para velar por una práctica sin riesgo, es una de nuestras prioridades, utilizando diversas técnicas de descenso como es el rappel, saltos, toboganes, pozas… todo por el curso de un río.

El descenso de cañones es una actividad que puede practicar cualquier persona, aunque es recomendable saber nadar, especialmente cuando el cañón es acuático.

Es evidente que una persona en mala forma física no podrá realizar un descenso excesivamente largo, ni tampoco alguien con vértigo un cañón con rápeles altos. Para ello nos adaptamos a las condiciones de cada persona, clasificando los barrancos por diferentes niveles de dificultad.

NIVEL 1

Cañones fáciles, para que toda la familia disfrute de esta actividad sin problemas. Puede haber algún ráppel de hasta 6 m. como máximo, que con la ayuda del guía se supera sin ninguna dificultad.

Consulta nuestra oferta de barrancos y barranquismo en león.


NIVEL II

Algo más de dificultad que el nivel anterior, esta radica en una mayor duración y pasos más técnicos que requieren mejor forma física. También podemos encontrarnos ráppeles más continuados y más largos.

Consulta nuestra oferta de barrancos y barranquismo en león.


NIVEL III

Son los cañones más largos y con pasos más complicados. Es imprescindible haber realizado algún descenso con ráppeles antes. Todos tienen ráppeles que superan los 30 metros de altura.

Consulta nuestra oferta de barrancos y barranquismo en león.