Tocó ponerse de nuevo el mono y embarrarse en …

Tocó ponerse de nuevo el mono y embarrarse en esta pequeña travesía interior, conectando la famosa y laberíntica Cueva del Arenal con la de La Madriguera, enclavadas en las Hoces de Valdeteja sobre el río Curueño. No apto para claustrofóbicos.

#espeleología, #valdeteja, #curueño, #pormaventura

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.